jueves, 21 de abril de 2016

Meh

Estos últimos dos días estuve vomitando porque estuve comiendo, y nunca vomité tanto como ayer. Ayer fue el cumpleaños de mi hermana y mi mamá quería que me despierte temprano y vaya caminando al trabajo de ambas porque iba a haber comida. Estaba segurísima de que si iba, iba a comer, pero no podía decir que no.. Con mi hermana de a poco volvemos a recuperar nuestra relación ya que no nos hablamos durante seis meses, y tenía que estar porque sino iba a ser un acto re de mierda el estar ausente. 
Como les dije; fui, comí y nunca vomité tanto en mi vida hasta ahora. 

Hoy me olvidé de pesarme a la mañana, pero seguro que con lo de ayer habré aumentado un kilo, ni idea. Igualmente, recién regreso del gimnasio y me re maté. 
Las sobras del cumpleaños que están en la heladera me tientan muchísimo, pero me manejé para agarrar la botella de agua y dejar todo eso en su lugar. 

Reitero lo de mi entrada anterior: no quiero desperdiciar otro año.