jueves, 30 de marzo de 2017

Old habits are hard to let go of.

 Llevaba tres años limpia, y ese brazo nunca había sufrido un corte como el izquierdo, pero estoy pasando por tanta mierda que terminé en esto. Parte de mi no puede creerlo, realmente. Pensé que nunca más iba a estar en la situación de sacar el clavo del sacapuntas para después clavarlo con fuerza contra mi piel. Pero todo está mal, tan mal. Me siento de 13 de nuevo. Cuando todo empezaba, cuando mis días habían perdido color y yo había pasado a dejar de ser yo para convertirme en Trinidad; la de trastorno alimenticio y bipolar. Algún día voy a poder estar en paz conmigo sin tener que estar bajo sustancias? Me encantaría poder decir que si, pero no lo veo posible. Lo único que veo es que mi brazo me muestra que nunca voy a dejar de odiarme, nunca voy a dejar de ser un asco. Nunca voy a dejar de lastimar a los demás y nunca voy a dejar de lastimarme a mí.

6 comentarios:

  1. Hace un tiempo tuve una recaida grande y grave, llevaba al igual que tu 3 años limpia.Ha sido una vuelta a empezar, pero se puede.
    Mucho animo y se fuerte, busca cualquier cosa que te sostenga y sigue adelante.Miralo como un error y no como un habito.
    Cuidate mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Varias veces tuve ganas de volver a hacerlo en noches desesperadas, buscando como loca eso tan filoso pero lo había tirado días anteriores porque mi novio me pidió que no lo vuelva a hacer. Supongo que es él quien me sostiene. Cuidate mucho vos tambien.

      Eliminar
  2. Tres años es mucho tiempo,jope, eres fuerte míralo como una recaída y no como un fallo, es algo totalmente normal.
    Muchíisimo amino preciosa, puedes con todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ara, por creer que soy fuerte. Yo no me creo eso ni un poco pero es lindo que lo digas.

      Eliminar
  3. Hola. Yo creo que cortarse es como drogarse o fumar (salvando distancias, ok) o sea, es un vicio más. A mí me re cuesta sacar la idea de mi mente, aunque hace bastante q lo dejé. Pero te entiendo. Una tiene cosas a las que recurre en los malos momentos. Me pregunto también si será así siempre o no. Pero bueno, ahora estás en mal momento pero cuando pase seguro vas a volver a pensar que lo podés dejar. Si yo pude y miles pudieron, por qué vos no?

    Espero que nos leamos (tmb soy de Baires).
    Suerte y ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo. Claramente es como drogarse o fumar, es totalmente una adicción y el cuerpo te lo pide a gritos. Por suerte no volví a hacerlo desde que publiqué esta entrada, pero sí que intenté hacerlo, aunque no pude porque ya había tirado todo. Suerte a vos también!

      Eliminar